El ajuste de la mascarilla es tan importante como el material que está hecha.

Un estudio ha revelado que si el ajuste de la mascarilla no es el adecuado su eficacia disminuye considerablemente, podemos comparar esta capacidad de filtrado al de una mascarilla de tela básica.

Elegir el material adecuado de la mascarilla es muy importante para obtener el rendimiento adecuado pero si no se realiza una adaptación de la mascarilla correcta su protección de equipara a una mascarilla de tela según un estudio publicado por investigadores de la Universidad de Cambridge y publicados en la revista PLoS ONE.

“Sabemos que a menos que haya un buen sellado entre la mascarilla y la cara del usuario, muchos aerosoles y gotitas se colarán por la parte superior y los laterales, como sabrán muchas personas que usan gafas”, declara Eugenia O’ Kelly, investigadora en el departamento de Ingeniería de Cambridge y autora del artículo.

Siete participantes en el estudio se colocaron distintos modelos de mascarillas sometiéndose a diferentes pruebas que contabilizan la concentración de partículas en el interior y exterior de la mascarilla.

Al finalizar este estudio se pudo comprobar que la mayoría de una mascarilla N95 al ajustarse de forma incorrecta bajaba su tanto por ciento de filtración al de una mascarilla de tela.

Según los responsables y sus conclusiones es esencial disponer de una amplia variedad de modelos y tamaños de mascarillas para que los consumidores encuentren la que mejor de adapta a la fisonomía de su cara.

Fuente: www.elpais.com